Ampliado el plazo de presentación de abstract hasta el día 24 de Octubre

 

4. TRASPLANTE HEPÁTICO CON INJERTO PROCEDENTE DE DONANTE EN MUERTE CIRCULATORIA IIA, 10 AÑOS DE EXPERIENCIA.

García-Conde Delgado M, Nutu Oa, Justo Alonso I, Conde Rodrígez M, Alonso Murillo L, del Pozo Elso P, Lechuga Alonso I, Pérez-Flecha González M, Marcacuzco Quinto A, Caso Maestro Ó, Manrique Municio A, Calvo Pulido J, García-Sesma Pérez-Fuentes Á, Loinaz Segurola C, Jiménez Romero C.

HOSPITAL UNIVERSITARIO DEL SURESTE. MADRID.
HOSPITAL UNIVERSITARIO 12 DE OCTUBRE. MADRID.

 

Introducción: El trasplante hepático (TH) está condicionado hoy en día por la desproporción entre el número pacientes en lista de espera y el número de donantes disponibles. En este contexto de búsqueda de alternativas al donante tradicional, destacan los donantes después de muerte cardiocirculatoria (DMC), una fuente importante de injertos que, sin embargo, está limitada por una mayor tasa de complicaciones.

 

Objetivos: El objetivo de este trabajo es realizar un  análisis comparativo de la supervivencia a largo plazo del paciente y del injerto, y de la morbimortalidad en receptores de injertos hepáticos procedentes de DMC IIA frente a receptores de injertos hepáticos de donantes en muerte encefálica (DME).

 

Metodología: Estudio comparativo entre los TH de DMC IIA (Grupo A n=75) y los TH de DME (Grupo B n=265), realizados entre enero 2006 y diciembre 2016 en el Hospital 12 de Octubre.

 

Resultados: La mediana de edad del donante es de 44 años (rango 18-55) en el grupo A, y de 50 años (rango 18-69) en el grupo B, con diferencias significativas (p=0,001) (Tabla A). Tanto la edad del receptor como el HCC en el grupo A son significativamente más elevados que en el grupo B, sin embargo, el tiempo en lista de espera es significativamente menor. No hay diferencias en cuanto a la infección VHC o el MELD.

Se identifica mayor frecuencia tanto de FPI como de colangiopatía isquémica del injerto en el grupo A, con diferencias significativas. También la frecuencia de retrasplante es significativamente más elevada en el grupo A.

La supervivencia del paciente a 1,3 y 5 años fue similar en ambos grupos (82,7%, 73% y 71,5% en el grupo A frente a 89%, 83,7% y 78,8% en el grupo B) (p=0,180). La supervivencia del injerto fue inferior en el grupo A (73,3%, 65,1% y 63,6% frente a 87,1%, 82,9% y 76,5% en el grupo B) (p=0,013).             

 

Conclusiones: El TH con DMC IIA obtiene unos resultados similares al trasplante convencional en cuanto a supervivencia del paciente, debiendo asumir un aumento de las complicaciones asociadas y una menor supervivencia del injerto.

 

 

SECRETARÍA TÉCNICA

Avda. de Córdoba, 21 - 3º | 28026 Madrid | Tel.: 91 379 05 99 

secretaria.smt@livemed.in - www.smtrasplantes.org