Ampliado el plazo de presentación de abstract hasta el día 24 de Octubre

 

44. EFICACIA DE LA DESENSIBILIZACIÓN EN TRASPLANTE RENAL DE DONANTE CADÁVER.

González García E, López Oliva Mo, Santana MJ, Santacruz J, Sánchez Rj, Bajo Ma, del Peso G, Jiménez C.

HOSPITAL UNIVERSITARIO LA PAZ. MADRID.

 

Introducción: Los pacientes con enfermedad renal crónica (ERC) en lista de espera con mayor riesgo inmunológico medido por los niveles del panel reactivo de anticuerpos (PRA) tienen menor probabilidad de recibir un trasplante renal (menos de 8% para PRA mayor de 80% según datos de United Network for Organ Sharing (UNOS)). La mayoría de los tratamientos de desensibilización se basan en modificaciones del protocolo del Cedars-Sinai Medical Center.

 

Objetivos: Analizar la eficacia y seguridad del tratamiento de desensibilizacion en pacientes con ERC en lista de espera para trasplante de donante cadáver.

 

Metodología: Entre Julio de 2010 y Junio de 2018, 8 pacientes hiperinmunizados en lista de espera para trasplante renal de donante cadáver (50% varones con edad media 41.5±16.4 años) recibieron tratamiento de desensibilización con inmunoglobulina intravenosa y Rituximab (1 paciente recibió plasmaféresis en lugar de rituximab por sus antecedentes). Seis de los 8 pacientes recibían tratamiento renal sustitutivo con hemodiálisis y dos en diálisis peritoneal (tiempo medio en diálisis de 48±14 meses). El 75% habían recibido un trasplante previo. La mediana del PRA calculado era 98%.

Se analizo el tiempo hasta la realización del trasplante renal, el porcentaje de reactividad frente a células de un panel (PRA), la supervivencia del injerto y el donante, así como los episodios de rechazo agudo e infecciones virales.

 

Resultados: Ningún paciente presento efectos secundarios importante al tratamiento de desensibilización. Siete de los 8 pacientes (87.5%) pudieron ser trasplantados de donante cadáver, en una media 21±9 meses tras la desensibilización (mediana 8 meses). No se objetivaron cambios significativos en los niveles del PRA.

Se produjeron 2 perdidas del injerto (28.6%) de causa no inmunológica (1 trombosis venosa en paciente con trastorno de la coagulación y 1 fallo primario del injerto). La creatinina al alta fue de 1.6±0.4 mg/dl y de 1.4±0.2 al año del trasplante. Tres pacientes presentaron replicación viral (1 por citomegalovirus (CMV), 1 por poliomavirus (BK) y otro CMV+BK), que se negativizaron tras el cambio a m-Tor. No hubo episodios de rechazo agudo.

 

Conclusiones: La desensibilización con inmunoglobulina y rituximab en lista de espera para trasplante es un tratamiento seguro y eficaz, que incrementa las opciones de lograr un trasplante renal en pacientes altamente sensibilizados.

 

 

SECRETARÍA TÉCNICA

Avda. de Córdoba, 21 - 3º | 28026 Madrid | Tel.: 91 379 05 99 

secretaria.smt@livemed.in - www.smtrasplantes.org